Varias investigaciones científicas coincidieron en que al "tronarse" los dedos, con el paso del tiempo se dañan las articulaciones y, como consecuencia, los tejidos blandos. Esto también provoca una disminución de la fuerza para tomar algún objeto, lo cual parece estar ligado al estiramiento y contracción de los ligamentos de las articulaciones.


Si estas presentado molestias y signos de lesiones en tus manos, no dudes en agendar conmigo!

Dr. Gabriel Ramírez Lozano