Las articulaciones de los codos están hechas de huesos, cartílagos, ligamentos y fluidos. Los músculos y los tendones ayudan a mover la articulación del codo. Cuando cualquiera de estas estructuras está herida o enferma, tendrás un dolor que grita que algo está mal.

Una causa común es la tendinitis, una inflamación o lesión en los tendones que unen el músculo al hueso. La tendinitis del codo es una lesión deportiva, a menudo por jugar al tenis o al golf. También puedes tener tendinitis por el uso excesivo del codo. Otras causas del dolor de codo incluyen esguinces, distensiones, fracturas, dislocaciones, bursitis y artritis. El tratamiento depende de la causa.

Las lesiones más comunes pueden ser:

Codo dislocado. Cuando uno de los huesos que forman el codo queda fuera de lugar.

Codo fracturado: si uno de los huesos de su brazo se rompe en el codo, tiene una fractura. Por lo general, esto sucede con un golpe repentino, ya que podría ser parte de un deporte de contacto o un accidente automovilístico.

Esguinces: Cuando los músculos se estiran o se desgarran, se llama tensión. Cuando se trata de ligamentos, es un esguince.

Si tienes algún problema de este tipo no dudes en comunicarte con el Dr. Gabriel Ramírez Lozano.